Bar Mefisto

El Bar Mefisto se inauguró en 1989, lo que lo convierte en la parte de más reciente construcción del Auerbachs Keller. Además, es la única parte del histórico restaurante que está situada a nivel de calle. Los pasteles de fabricación propia y las especialidades en café que el acogedor bar del pasaje ofrece durante el día invitan a sentarse. Por la noche, sus extravagantes cócteles atraen al visitante al Pasaje Mädler. A lo largo del día el transeúnte puede saciar la sed y el apetito con deliciosas bebidas y delicados tentempiés. Aunque el tiempo no acompañe, la terraza bajo el techo del Pasaje Mädler invita a descansar.