Restaurante “Salón Lutero”

30 plazas

Además de Goethe, Lutero también merece todos los honores, puesto que también él fue uno de los más destacados clientes del Auerbachs Keller. En el S. XVI el fundador del Auerbachs Keller, Heinrich Stromer von Auerbach, era uno de los ciudadanos ilustrados más progresistas de Leipzig. El reformador de Wittenberg, Martín Lutero, persona perseguida a la vez que admirada, era amigo del señor Stromer. Durante sus visitas a Leipzig y para protegerse de sus enemigos, Lutero se hospedaba en lugares seguros, entre los cuales se contaba la casa Auerbach.

En la actualidad, el pequeño restaurante histórico sigue transmitiendo seguridad y bienestar. Si desea recuperarse de un día estresante o de un largo viaje, el Salón Lutero le ofrece el ambiente ideal para ello.

la carta de vinos